img-reflexologia-podal

La Reflexología podal consiste en una técnica de tratamiento milenaria.

La Reflexología podal consiste en una técnica de tratamiento milenaria basada en la estimulación y trabajo de todos los sistemas y órganos de nuestro cuerpo a través de la realización de presiones en diferentes puntos de los pies.

En los pies está reflejado todo nuestro cuerpo, por lo que cualquier patología puede ser trabajada desde aquí, además de tratar también se pueden prevenir diferentes síntomas y dolencias.

Lo que se consigue es una armonía y equilibrio de los órganos de nuestro cuerpo que necesitan de una acción estimulante para que funcionen de manera correcta. El equilibrio es tanto físico como mental.

Al mismo tiempo se consigue una relajación de la musculatura del pie, con lo que muchas dolencias y sobrecargas van desapareciendo a lo largo de las sesiones.

  • La persona mejora a nivel físico y emocional.
  • Se puede complementar con auriculoterapia.